Científicos de EEUU lograron desinfectar el agua con ayuda del jugo de limón y la luz solar con el mismo resultado que se obtiene al hervirla, dice un artículo publicado en el número de abril de la revista American Journal of Tropical Medicine and Hygiene.

Los científicos de John Hopkins Bloomberg School of  Public Health dirigidos por el Prof. Kellogg Schwab llenaron unas botellas de plástico con agua que contenía la bacteria Escherichia coli (E. coli), el bacteriófago MS2 y el norovirus de ratones. Después añadieron jugo de limón, limón en suspensión y psoralenos sintéticos.

Tras exponer esas botellas a la luz solar, los investigadores descubrieron una sustancial disminución de la concentración de E.coli y del bacteriófago. La del norovirus se redujo de modo insignificante.

El ácido cítrico, los psoralenos y la radiación ultravioleta afectan las estructura del ADN de los microrganismos, por lo que cesa su reproducción. “El método de desinfectar el agua con la luz solar y el jugo de limón (30 mililitros de jugo por 2 litros de agua)  disminuye el contenido de E.coli en 30 minutos. El mismo resultado se logra al hervir el agua”, señaló el Prof. Schwab.

La desinfección del agua potable con ayuda de la luz solar está ampliamente difundida en regiones pobres. Esa metodología, recomendada por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), permite reducir sustancialmente la incidencia de las enfermedades diarreicas.

La botella de plástico con uno o dos litros de agua se expone al sol al menos durante seis horas. Si el cielo está nublado,  el período de exposición a la luz solar debe prolongarse hasta 48 horas.

Fuente: ria

Alexander S. Harding, Kellogg J. Schwab: Using Limes and Synthetic Psoralens to Enhance Solar Disinfection of Water (SODIS): A Laboratory Evaluation with Norovirus, Escherichia coli, and MS2, The American Journal of Tropical Medicine and Hygiene.

to top