fbpx

Las plagas son algo bastante común aunque nos parezca mentira. Es cierto que en las ciudades es difícil que en una casa haya una plaga de ratas, cucarachas, etc., pero la vida en el campo es completamente opuesta. Hay años en los que por x factores, se expande la población de un individuo de manera descontrolada, generando así una plaga. En este post te recomendaremos qué hacer si te encuentras en una situación así.

¿Qué posibles plagas podrían asolar una casa?

Todas las plagas son malas, pero en función del tipo de animal que la provoque tendrá unas consecuencias u otras. A continuación, trataremos las posibilidades más altas:

  • Ratones, ratas y topillos. Si vives en el campo, lo más seguro es que ya te hayas llevado alguna sorpresa con un invitado no deseado. El principal motivo por el cual entran a tu hogar es por comida y porque encuentran un lugar con condiciones de temperatura aceptables. Tienes que tener mucho cuidado con estos animales, ya que se cuelan por el sitio que menos te esperes y pueden transmitir enfermedades.
  • Cucarachas. Para la mayoría de la gente, las cucarachas son desagradables. Es normal tenerles cierto pavor por la sensación de repulsión que provocan. Esto no quiere decir que tengas que pasar de ellas. Presta atención si ves más de una, ya que se pueden reproducir en mucho tiempo, y además pueden transmitir también muchas infecciones.
  • Termitas. Para las personas que vivan en una casa de madera o que sea el componente principal de sus hogares, probablemente este sea vuestro mayor enemigo. Las termitas son capaces de acabar con tu casa, ya que destrozan la madera. Elimina las termitas lo antes posible, porque como la reina esté en época de apareamiento, puede multiplicarse la población exponencialmente y acabar con tu casa.

Estos son los casos más comunes de plagas. Los mayores problemas que desencadenan, es que pueden transmitir enfermedades o infecciones, y la población puede crecer exponencialmente en cuestión de días.

¿Cómo saber si tengo una plaga en mi casa?

Es un tema complicado, porque en bastantes ocasiones no vas a verlo a simple vista, sino que te darás cuenta después de un tiempo, y ya será mucho más difícil de controlarla. Ten en cuenta que cuando veas a un animal que puede ser causa de plagas, lo más probable es que no haya venido solo (a no ser que hayas tenido suerte y te hayas topado con el primer inquilino indeseado).

A veces es más complicado dar con el animal que con los restos de su actividad biológica. Aquí te van varios trucos que puedes hacer para asegurarte de que tu casa está a salvo:

Las ratas y los ratones tienen un olor característico que los diferencia, además de que suelen roer cajas, puertas, etc. Si te encuentras con algún resto de comida pequeño o semillas, es probable que haya en tu casa alguna rata o ratón.

Las cucarachas suelen ser más fáciles de ver, pero aun así puedes encontrarte en alguna esquina heces de su actividad. Suelen situarse cerca de la comida, en un lugar recogido, pero que no sea frío.

Las termitas son insectos voladores que suelen aparecer con la llegada de la primavera y el buen tiempo. Si ves que en alguna puerta de madera o cualquier otro elemento hecho de madera hay agujeros, es muy probable que el causante haya sido una termita.

¿Qué productos puedo comprar para deshacerme de las plagas?

Los sprays anti-insectos, venenos de rata, etc., suelen ser los productos más usados para este tipo de casos. El tipo de producto que necesites adquirir depende en función del animal que se haya instalado en tu casa. Infórmate acerca de los productos más efectivos para deshacerte de la plaga que esté asolando tu casa.

¿Tengo que llamar a los profesionales?

Otra opción que tienes es llamar a un equipo de profesionales. No es necesario que recurras a esta opción sin haber probado por tu cuenta antes a eliminar la plaga.

Los casos más recomendables en los que deberías llamar a profesionales es con la aparición de plagas importantes en tamaño o con ratas y ratones. Una plaga que sea grande es muy difícil de controlar, ya que cada vez ocupan más lugares de tu casa, y hay algunos que pueden ser inaccesibles para ti. El caso de las ratas y los ratones es porque pueden tener varias camadas al año, y los restos de su actividad pueden llegar a provocar infecciones, así que mucho ojo con ello. Si te ves en una situación apretada, no dudes en ponerte en contacto con profesionales. Las plagas son peligrosas y pueden poner en riesgo tu salud y la de tu familia.

Email

Ver Mapa

Email

Ver Mapa

to top